Competencias de yates

Carreras de yates

Las carreras de yates consisten en la competición de múltiples yates de vela, ya sea con un curso marcado por boyas, de un punto a otro, o series de estos.

Sin embargo, debido a la gran cantidad de diseños y variaciones en este tipo de embarcaciones de vela, las competencias de esta clase se han visto forzadas a crear normas y regulaciones para asegurar que la competencia sea lo más justa posible. En estas regulaciones han destacado particularmente aquellas que se relacionan con las medidas de las embarcaciones. Lo cual causó algunos intentos para la compensación de aquellos que se encontraban en desventaja por sus diseños y tamaño.

Desafortunadamente, estos ajustes de compensación causaron confusión en cuanto a que, debido a la compensación, no era suficiente con llegar a la meta final, sino que había que realizar una serie de cálculos para determinar al ganador. Fue debido a estos problemas que se diseñó el sistema de un solo diseño, en el que las competencias se realizarían entre el mismo modelo o diseños similares para reducir las desventajas de los competidores de las carreras.

Este sistema fue creado en Irlanda, en el año 1886, debido al interés de asegurarse de que las carreras no estuvieran dominadas por la cantidad de dinero invertida en un costoso y reluciente yate, sobre la habilidad del regatista que conduce la nave. De esta manera, al reducir, o incluso eliminar, las diferencias entre las embarcaciones limitando la variación a un mismo diseño o un diseño sumamente similar entre los participantes, la habilidad sería lo que estaría compitiendo, y no el valor económico del yate.

En años más recientes, esta clase de competencias están bajo las reglas del Reglamento de Regatas a Vela (RRV), que se actualiza cada 4 años, y que comprende diferentes tipos de competencias además de los veleros, incluyendo las competencias de kitesurfing y windsurfing, entre otros.