El motivo principal

El motivo del viaje

Cuando se trata del equipo necesario para un viaje en cualquier tipo de bote, siempre es necesario tener en cuenta principalmente el propósito del viaje, el motivo por el que se pretende realizarlo, pues esto va a determinar en gran medida qué equipo y en qué cantidad se requiere. Existe una gran diferencia dependiendo de qué clase de tripulación estará en el viaje, familia, personal, pescadores, niños pequeños, en solitario.

La zona en la que se va a navegar también determinará el tipo de equipo, así como la estación, si el viaje será de noche, de día o si se prolongará por varios días, y cuántos. Por ejemplo, una zona que comúnmente se llena de bruma o neblina, requerirá la iluminación adecuada. Un bote de remos puede ser menos adecuado para un viaje de noche, pero ideal para un viaje corto durante el día. El piloto automático es mucho más útil cuando se viaja solo.

Por supuesto, existe cierto equipo básico que es preferible tener siempre, pero debido al espacio limitado de un barco, en muchas ocasiones es mejor llevar aquello que sea realmente útil y necesario, sin comprometer el espacio para la tripulación.

Hay una gran cantidad de dispositivos y herramientas que resultan sumamente útiles, pero es la incertidumbre de lo que puede suceder en medio del mar, la falta de posibilidad de volver a puerto por cuenta propia en el caso de que algo falle, lo que dispara el sentimiento de desear llevar todo lo que sea posible con la vieja idea de que “es mejor prevenir.”

Es debido a esta variedad que, aún dentro de las listas comunes de equipo básico, fuera del equipo de emergencia, suele haber una enorme variedad en el equipo recomendado. Y, por supuesto, siempre es importante conocer lo básico sobre primeros auxilios y supervivencia.