Las competiciones náuticas

Los deportes acuáticos son muy populares en áreas donde hay buenas playas: lugares caribeños o el Pacífico en los que hay muchos hoteles y turistas de visita. Son muy divertidos y para practicarlos hay que estar en forma, generalmente hay que saber nadar y ejercitarse diariamente. El lado negativo de esto es que son deportes caros. Hay equipos de todos los precios, pero cuando estás en el mar, no debes ahorrar comprando lo más barato. La mejor opción siempre es más cara, pero también más segura. Muchas veces la calidad de los aparatos determina la vida o la muerte.

En muchos casos, los mejores deportistas y navegantes no son dueños de las embarcaciones debido a su elevado costo. Por ejemplo, en las competencias de vela, muchas veces se puede apreciar nombres de marcas o de lugares como Mummy’s Gold promocionando ese otro negocio, porque ese negocio es el que está pagando por el equipo que se está usando.

Como es un deporte caro, atrae a muchos turistas y espectadores ricos, por lo que siempre recuperan el dinero de la inversión. Es muy común que casas de apuestas paguen por este tipo de eventos, ya que las personas con dinero tienden a frecuentar ese tipo de establecimientos. Así, las casas de apuestas reciben más clientes, lo que se traduce en más dinero para ellos, porque a pesar de que a veces hay personas que ganan dinero en los casinos, hay muchas más que no lo hacen.

Además, estas competencias de vela y de navegación en general son televisadas, por lo que quien quiera que se esté promocionando no solo recibe clientes locales, sino que ganan fama internacional y muchos visitan el lugar por haber salido en televisión. No obstante, gracias a esta estrategia es que se pueden realizar estas costosas carreras, así que es una situación en la que todos ganan.