Reglamento de Regatas

Regla 42: Propulsión

Reproducido de Agua a la boya...!  Nº 6, de Marzo de 2003, con autorización *

Transcribimos a continuación material tomado del manual de la clase Laser relacionado con la interpretación de esta norma. Algunos conceptos seguramente ayudarán a aclarar aspectos relacionados con su aplicación, tanto en la clase mencionada como en otras. Luego, siguiendo con el mismo tema, incluimos una nota aportada por el Juez Internacional Hernán Salcedo, de Colombia.

Manual de la Clase Laser  -  Regla 42 – Propulsión

Los textos siguientes han sido preparados en 2002 por un panel de Jueces Internacionales de jurados de eventos principales de la clase Laser. En ellos se describen algunas acciones que, en su opinión, son ilegales, y también explican qué es lo que buscan.

General

- La regla 42 prohíbe toda forma de propulsión causada por movimientos corporales. Muchos regatistas y entrenadores creen que sólo están prohibidas las acciones descriptas en la regla RRV 42.2. Esto no es correcto. La regla 42.2 menciona sólo algunas acciones que están prohibidas.

- Debería tenerse en cuenta que no les está permitido a los competidores ajustar el trimado de las velas y el asiento del casco mediante movimientos corporales que también propulsan al barco – ver la última frase de la regla RRV 42.1[1].

-‘Repetidos’significa ‘más que uno’, que puede ser continuo o con pausas bastante largas y períodos irregulares.

 

Regla RRV 42.2(a) Bombeo

Prohibido

-  Bombeo Corporal: Cualquier movimiento corporal hacia adelante o atrás, vertical o de un lado al otro del barco, o cualquier otra acción kinética que haga que la vela  “cachetée” o “abanique” como resultado, no está permitida en ningún tramo del recorrido.

Nota: un vigoroso movimiento del cuerpo hacia adelante o hacia atrás a menudo incluye una componente vertical.

-  Bombeo con la escota: La regla RRV 42.3(b) permite sólo un bombeo con la escota (no con el cuerpo) por ola o racha para iniciar la deslizada o planeo. El bombeo para continuar la deslizada o el planeo o para mantenerse sobre una ola no está permitido.

Regla RRV 42.2(b) Hamacar

Prohibido

-  Más de una hamacada en la partida.

-  Cualquier movimiento del cuerpo, trimado de la vela o ajuste del asiento del casco, que haga que el mástil se mueva de un lado al otro repetidamente está prohibido en todo momento. Una hamacada del barco que facilite su gobierno está permitido. Los cambios repetidos de rumbo mediante hamacado no son conducir el barco. Es importante estar atentos a que incluso los movimientos menores pueden constituir hamacado y que los movimientos “persistentes” del cuerpo pueden ocurrir en forma continua o con intervalos  bastante prolongados de períodos irregulares.

Regla RRV 42.2(d) Remar

Prohibido

-  Movimientos repetidos de la caña del timón a través de la línea de crujía no relacionados con la conducción del barco.

-  Impulsar al barco mediante movimientos repetidos de la caña del timón de un lado de la línea de crujía seguidos por movimientos de la caña del otro lado de la línea de crujía.

-  Impulsar al barco de costado durante el período pre-partida acuartelando la vela y movimientos repetidos de la caña del timón – no es necesario que estas acciones ocurran simultáneamente.

-  Cualquier movimiento de la caña del timón que propulse al barco está prohibida.

Permitido

- Movimientos repetidos de la caña del timón para facilitar la conducción del barco y que no cruzan la línea de crujía.   

 

Comentario de Hernán Salcedo:

"El tema del juego limpio esta tomando cada vez más importancia en la vela competitiva, y tiene que ver con algo más que la regla 42. Esta regla no es perfecta pero está razonablemente bien escrita y, si es aplicada por personas experimentadas, opera bien y la mayoría de los competidores la aceptan.

En algunos campeonatos los competidores piden una reunión con el jurado para que les den indicaciones de cómo van a aplicar la regla 42. Me parece que es poco lo que se puede decir. Este pedido se puede contestar  preguntando a  los competidores si conocen la definición del tiempo: ¿qué es el tiempo? Casi todos tendrán dificultad en dar una definición clara y precisa y, sin embargo, todos saben lo que el tiempo es y todos tienen experiencia con él. Los navegantes saben mejor que nadie cuándo no están navegando sólo con la fuerza de los elementos y el adecuado asiento del bote y las velas para obtener velocidad, y si los jueces son calificados y tienen voluntad de servicio, ellos también lo saben. Las guías necesarias están en las reglas.

Hace un tiempo, estaba yo de oficial de regata en una competencia de exhibición para monoplazas en un pequeño lago en medio de un parque. No había nada de viento y la superficie era un perfecto espejo. Para no decepcionar a los organizadores y espectadores le dije a los competidores que podían hacer lo que quisieran para hacer el recorrido y darle al publico una competencia. Y lo hicieron; bombearon, remaron y hamacaron los botes haciéndolos desplazarse alrededor de las marcas, logrando terminar la regata en un tiempo relativamente corto. El ganador fue un muchacho con muy buen estado físico, un buen navegante, así que sabía perfectamente como hacer todas esas cosas. Todos los que terminaron estaban empapados en sudor. Fue en realidad un buen espectáculo, fue divertido, pero definitivamente no fue una regata a vela. Lo que los espectadores vieron fueron botes movidos 100% por lo que se conoce como "kinetics", no una regata a vela como las conocemos nosotros.

Por otra parte, he visto flotas completas de monoplazas ligeros en campeonatos internacionales con los navegantes sentados en la popa sin trabajar con las olas ni las rachas de viento, porque hay jueces en el agua y temen ser penalizados. Personalmente yo lo detesto, porque eso tampoco es navegar a vela. Un bote ligero debe ser navegado apropiadamente, usando el movimiento del cuerpo para balancearlo. Se debe direccionar con cambios fuertes de el asiento del casco, con golpes de timón cuando es necesario, ajustando el cazado de las velas, a veces en una buena medida y a veces muy frecuentemente.

Esa es la esencia de la vela ligera, lo que la hace tan hermosa. Es de la mayor importancia que mantengamos ese aspecto del deporte.

Necesitamos encontrar el camino intermedio, no hay regatas a vela sin él. Y esto gira alrededor de la regla 42 y la necesidad de que los navegantes naveguen de acuerdo con el reglamento. Algunos competidores resienten el concepto implícito de que las infracciones a la regla 42 significan hacer trampa, y preguntan si en el fútbol un volante de marca como Simeone está haciendo trampa cuando comete varias faltas en un partido. Es eso hacer trampa?  No, eso es parte del juego, pero tomar al adversario por la camisa para frenarlo, cuando el árbitro no esta viendo, es trampa; lanzarse en el área sin que lo tumben es trampa. Los futbolistas lo saben pero están practicando un deporte cuya cultura no es jugar de acuerdo a las reglas. La cultura del fútbol es no dejarse agarrar por el árbitro. Lo que el árbitro no ve está bien. Un jugador experto en hacer eso se considera "canchero".

La diferencia con la vela es que nosotros necesitamos jugar de acuerdo con las reglas, porque aún con los jueces en el agua la mayor parte del tiempo nadie va a estar mirando. Los navegantes deben tratar de hacer todo lo que esté a su alcance para lograr más velocidad, y lo deben hacer tanto si los jueces están mirando como si no lo están. Si los penalizan de vez en cuando por la regla 42, eso no es hacer trampa. Hacer trampa es hacer lo que saben que no está permitido, porque creen que nadie está mirando. Por eso, a la primera infracción el competidor sólo recibe un ‘720’. Eso es una simple falta. Si insiste en hacer movimientos ilegales, es probable que esté haciendo trampa.

Es necesario que los jueces entiendan que están en la regata para servir a los navegantes, para ayudar a que la regata sea tan equitativa como sea posible. No están allí para imponer una especie de mensaje mesiánico sobre cómo debe jugarse este juego. Un juez calificado sabe o, si no lo sabe, se informa y aprende sobre cómo debe navegarse un bote determinado en ciertas condiciones. Tenderá a darle al competidor el beneficio de la duda y estará inclinado a dejar que los competidores naveguen agresivamente, sin tratar de ser el personaje de la regata por ser el que más banderas de penalización muestra. Es muy frustrante para los competidores que alguien que no comprende bien cómo se navega un bote ligero trate de imponer su punto de vista sobre cómo debe navegarse. El asunto es que una persona que tenga que tomar decisiones sin la experiencia y conocimientos apropiados, siempre será un problema en cualquier área de actividad, y cambiar las reglas no va a resolver el conflicto.

No hay respuestas fáciles. Todos tenemos que trabajar en este aspecto de la vela. La mayor parte del trabajo va a estar del lado de los jueces que deben estudiar y trabajar de la mejor manera para aplicar la regla 42 correctamente, y deben tratar de trabajar desde una actitud de servicio más que desde una posición de autoridad."

 

[1] Última frase de la regla RRV 42.1 “Sus tripulantes podrán ajustar las velas y el asiento del casco en el agua y realizar otros actos del arte marinero pero, aparte de esto, no moverán sus cuerpos para propulsar al barco.”

    * Para suscribirse a Agua a la boya...! , boletìn con información para Jueces y Oficiales de Regata, o para cualquier persona interesada en aspectos vinculados con la organización de regatas y su reglamentación, enviar un e-mail a: aguaalaboya@sinectis.com.ar

Publique sus comentarios o preguntas en el Foro de Reglamento de Regatas.

Auspicia a Navigare:

 

Copyright © 2001- 2011 Navigare.com.ar
 Última actualización de esta página:   Domingo 18 de Diciembre de 2011 21:37hs.