Reglamento de Regatas

Rodeando la Marca de Sotavento

por Juan Carlos Soneyra

Montar la marca de barlovento resulta relativamente fácil desde el punto de vista de las reglas que rigen la competencia. No se generan situaciones de conflicto porque todos los participantes conocen y respetan las reglas. Aproximando a la boya con buenas en apretada fila, un simple ¡Agua! alerta al distraido que llega a la zona con malas y todo vuelve a la normalidad. En la marca de sotavento se originan situaciones muy variadas y diversas, que pueden generar alguna duda, de modo que aquí presento este artículo titulado:

DIEZ PREGUNTAS Y RESPUESTAS PARA UN FELICITADO

1º) ¿Se emplean las mismas reglas que en la marca de barlovento?

Absolutamente: Sí. Hay una sola regla que cubre todas las situaciones que se generan en el pasaje o rodeo de las marcas del recorrido y es la regla 18. No se aplica esta regla en las marcas de la línea de partida, ni en su línea de fondeo, cuando están rodeadas de agua navegable y los yates se aproximan a ella para partir; ni entre yates en bordes opuestos en una bordejeada hacia barlovento. Repasemos cuando no se aplica mediante una relectura del texto y quede claro que esa situación es solo en la aproximación final a la línea de partida para partir y no durante los largos cinco minutos de la rutina de partida. Releamos la otra condición de inaplicabilidad: Bordadas opuestas en una bordejeada a barlovento.

2º) ¡De eso quería saber!. ¿Si estando con buenas tengo derecho de paso en la marca de barlovento sobre el yate que viene con malas, porqué no conservo el mismo derecho en la marca de sotavento?

En la marca de barlovento, entre dos yates en bordadas opuestas en una bordejeada se aplica la regla 10 - En Bordes Opuestos y NO la regla 18. La condición de bordejeada y bordes opuestos excluye a los yates de la aplicación de la regla 18. ¡Así de simple!

3º) ¿Qué elemento gobierna el derecho de paso en la marca de sotavento?

El mismo que en todas las marcas. Tiene derecho el yate que está claro a proa, sobre el que está claro a popa; y entre yates comprometidos, el que ocupa el lado interior sobre el que está del lado externo. Si este concepto hace cabeza, quedó solucionado el problema de derechos de paso al pasar cualquier marca.

4º) ¿Cómo puede ser que un yate que viene del otro lado de la cancha pueda reclamar un compromiso interno en la marca de sotavento?

¡Reclama lo que le pertenece!. Verifica la definición de Compromiso y verás que están en situación de quedar comprometidos desde hace mucho tiempo y larga distancia. Para que se establezca un compromiso los yates deben cumplir con la definición y estar en la misma bordada, de modo que cuando aproximan a sotavento desde distintos bordes no están comprometidos, pero tan pronto como entran bajo el dominio de aplicación de la regla 18 se inicia una situación de compromiso. La definición de compromiso no dice cuan cerca deberán encontrarse los yates para que el compromiso se establezca. Si cumple con la definición, están Comprometidos. Quien, después de montar el primer barlovento en un trapezoide con loop interno (o el segundo barlovento en un trapezoide con loop externo) continua derivando hasta trasluchar, haciendo uso del lado derecho de la cancha (mirando hacia barlovento), habrá ganado el lado interno de la marca de sotavento sobre todos aquellos que simplemente derivaron el barlovento. Recuerde el internauta que la perpendicular que pasa por el punto de más a popa es la que determina las situaciones de compromiso y en ocasiones ... puede abarcar a toda la flota.

5º) Las situaciones de compromiso son muy cambiantes cuando los yates barrenan. ¿Cómo hago para consolidar mi derecho y lograr que sea respetado?

Es importante que el reclamo de compromiso o de falta de compromiso sea hecho cuando realmente existe, que se haga en forma manifiesta, viva, pública, para luego conseguir testigos que corroboren lo que se reclama. La regla 18.2(e) impone una dura condición para con los compromisos y cuando exista una duda razonable sobre su existencia o su ruptura se supondrá que no fue así. Por otro lado la misma regla dice que si el yate externo no puede dar espacio cuando comienza el compromiso las reglas 18.2(a) y 18.2(b) no se aplican. ¡Hay que tenerlo en cuenta!

6º) ¿Cómo se resuelven las situaciones donde el yate interno es el yate con derecho de paso?

El concepto de interno y externo viene de la mano de una situación de compromiso. Existiendo compromiso hay un interno y otro externo. Si no hubiera compromiso uno estaría claro a proa y el otro claro a popa. Pero volvamos a los comprometidos. Para que el interno sea el yate con derecho de paso es necesario que sea yate de sotavento, por aplicación de la regla 11.
Si las marcas se pasan por babor y el interno es también el de sotavento entonces los yates están en bordada a estribor (aunque también puede suceder que el externo esté en bordada a babor en cuyo caso se mantendrá separado antes de llegar a las dos esloras - ya que no se considera que esté comprometido por estar en bordadas opuestas - y al entrar a la zona de las dos esloras, a pesar de estar comprometido por aplicación de Definiciones y la regla 18, dará espacio y se mantendrá separado por ser yate externo). Al llegar a la marca de sotavento la regla 18.4 obliga al yate interno a trasluchar no más lejos de la marca que lo necesario para asumir el Rumbo Debido, el yate externo se mantendrá apartado y dará suficiente espacio para el vuelo de la botavara del yate interno en el momento de la trasluchada.
Aquí el yate interno puede maniobrar para entrar a la marca un tanto separado de ella para luego trasluchar y salir pegado a la marca y orzando a su máxima capacidad de ceñida. Esto se denomina un rodeo táctico y solo está permitido cuando el yate interno es también el yate con derecho de paso. Por otra parte el yate interno NO puede llevarse de paseo al yate de barlovento por ninguna razón pues la regla 18.4 se lo impide expresamente. Nótese que no sucede lo mismo en la marca de barlovento donde el yate interno puede seguir su curso si el Rumbo Debido, después de pasar la marca, es una derivada que no obliga a trasluchar. ¿Quién es capaz de hacer esto? Alguien que necesita retrasar al yate de barlovento en la tabla de posiciones para obtener un provecho propio. Maniobra totalmente lícita y parte del juego.
Además es muy común ver esto en regatas por equipo, donde uno hace el trabajo sucio y sacrifica su puesto para favorecer el avance de sus compañeros en las posiciones que traían.

7º) ¿Cómo se resuelven las situaciones en las que el yate externo es el yate con derecho de paso?

Estas nuevas reglas dan vida a un concepto nuevo, el de yate externo con derecho de paso conjuntamente con un yate interno con derecho a espacio para pasar la marca. Si las marcas se pasan por la banda de babor pueden ocurrir dos situaciones diferentes: Que el yate interno esté comprometido en la misma bordada a babor que está el yate externo; que el yate interno se encuentre en bordada opuesta. Con respecto a este último caso Usted se preguntará: ¿Cómo pueden dos yates en bordadas opuestas estar comprometidos? Y la respuesta está en los dos renglones finales de la Definición de Compromiso. Estamos aplicando la regla 18. El yate externo dará espacio al yate interno para pasar la marca sin tocarla, efectuar la trasluchada, pero no está obligado a  dar más de eso. El yate con derecho a espacio interno no puede pretender hacer el rodeo táctico de la marca que se describió en el párrafo anterior. Para eso no tiene derecho.

8º) ¿Si se complica la maniobra del yate delantero y dentro de las dos esloras me comprometo, adquiero algún derecho?

NINGUNO. Los derechos quedan certificados, por usar un término burocrático, al ingresar el yate delantero a la zona de dos esloras y si en ese momento el otro está claro a popa deberá mantenerse separado de allí en más hasta que deje atrás la marca y fenezca el período de aplicación de la regla 18. Si se compromete por el exterior se mantendrá separado y si se compromete por el lado interior no tendrá derecho a espacio. Cualquier incidente lo pondrá al descubierto y en falta.

9º) Si el yate que viene adelante hace un rodeo muy amplio de la marca, ¿puedo colarme en el espacio libre que deja entre él y la boya?

La maniobra es posible pero a su propio riesgo. Si la tripulación está colapsada y el yate delantero sin camino, puede resultar efectiva y provechosa; en el caso que así no fuera la reacción del ofendido generalmente termina en un 720 para el intruso o una audiencia perdidosa.

10º) ¿Qué sucede si el yate delantero vira por avante al rodear la marca de sotavento eligiendo el lado izquierdo de la cancha?

En cuanto su proa pasa más allá de proa al viento la regla 18.2 (c) deja de aplicarse y pierde los derechos que hasta entonces lo protegían, como si la marca no estuviera allí.

Si aún así, surge alguna duda, envíela por el correo que le propone este sitio y en la semana se la contestamos in situ y/o por Emilio personal.
¡Prometido!

Juan Carlos Soneyra

Publique sus comentarios o preguntas en el Foro de Reglamento de Regatas.

Auspicia a Navigare:

 

Copyright © 2001- 2011 Navigare.com.ar
 Última actualización de esta página:   Domingo 18 de Diciembre de 2011 21:37hs.